14/09/2023

Comunidad

Colombia y una paz que no llega

Avances y retrocesos de un proceso de pacificación de un país atravesado por la violencia y los enfrentamientos entre grupos armados irregulares.

Por
Emanuel Arguello

Uno de los principales objetivos que se propuso el mandatario colombiano Gustavo Petro ni bien cruzó las puertas del Palacio de Nariño fue lograr la pacificación de un país sacudido desde hace años, desde el norte hasta el sur, por la violencia asociada al narcotráfico y por la proliferación de grupos armados irregulares. Tras más de un año de Gobierno, la iniciativa del Presidente ha mostrado algunos avances y también retrocesos en un territorio cafetero sediento de paz.

No se trata del primer gran intento de pacificación encarado por un mandatario colombiano. Sin irse demasiado lejos en el tiempo, quien fuera exministro de Defensa, y posteriormente, sucesor de Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos, fue el primero en sentarse con las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y lograr un primer acuerdo por la paz en septiembre de 2016, lo que le valió durísismas críticas por parte de su antecesor y de su propio partido político.

Juan Manuel Santos, el presidente que se la jugó por la paz | EL ESPECTADOR

Tras los pasos de Santos, sobrevino la figura del exmandatario Iván Duque, a quien se lo ha acusado de obstaculizar y sabotear los acuerdos de paz firmados anteriormente por Santos y la cúpula de las FARC, a pesar de que el propio Duque se mostraba hacia el extranjero como un firme impulsor de la pacificación colombiana. Durante su mandato, no sólo se rompió el diálogo con la guerrilla del ELN, sino que además la facción de las extintas FARC comandada por alias "Iván Márquez" anunciaron su retorno a las armas. La herencia dejada de Duque a Petro, denotó un marcado retroceso en los avances que otrora había sabido lograr Santos.

Ya instalado en Nariño hace trece meses, el exguerrillero del M - 19 exhibe algunos tibios logros. Uno de ellos es la sanción por parte del Congreso colombiano de la ley de Paz Total que constituye el "marco jurídico" de la estrategia del Gobierno. No obstante, aunque la predisposición oficial al diálogo con los grupos armados irregulares es notoria, los constantes sabotajes, combates, acusaciones cruzadas, ponen al proceso de pacificación contra las cuerdas. En su primer año de Gobierno, Petro puede anotarse uno de sus primeros grandes logros: el cese al fuego bilateral con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, (ELN), quizás uno de los más esperados. Tras largas mesas de negociaciones entre ambas partes, el alto al fuego entró en vigencia hace más de un mes y se prevé que dure 180 días, con posibilidad de extenderlo durante otros seis meses más.

Sin embargo, las reiteradas violaciones del cese al fuego por parte de la guerrilla (que acusa un complot entre el Ejército Nacional y las disidencias de las exFARC para acabar con ellos), pone en serias dudas la continuidad del proceso que hasta aquí, había sido el logro más importante de la administración de Petro en busca de su objetivo de alcanzar la "Paz Total".

Las violaciones reiteradas a los acuerdos alcanzados por el Alto Comisionado de la Paz con grupos insurgentes, no son los únicos obstáculos que debe atravesar la "Paz Total" propuesta por Petro. Desde los rezagos del uribismo y el resto de los espacios opositores, la resistencia a los acuerdos de paz se hacen sentir incluso desde los sectores castrenses, quienes en los últimos días "se hicieron pasar" por miembros de las disidencias de las FARC, e intimidaron y amenazaron a varios campesinos de la zona de Tierralta, en el departamento de Córdoba.

Colombia: avanza el paramilitarismo - Política y Medios

A pesar de las dudas que desde los distintos sectores de la escena política colombiana se intentan sembrar sobre el proceso de Paz, el Gobierno de Petro ha continuado con su iniciativa dialoguista y en las últimas semanas se ha anotado otro logro: su administración ha iniciado conversaciones con la facción disidente de las exFARC comandada por alias "Iván Mordisco", en tanto que el jefe de la otra facción autodenominada "La Segunda Marquetalia", alias "Iván Márquez" ha manifestado también su interés de comenzar con los procesos de diálogo con el Gobierno.

En medio de complots, acusaciones cruzadas y sabotajes que emergen desde las propias instituciones de su administración, Petro avanza con pies de plomo. Un nuevo traspié en los procesos de negociación podría significar el "fracaso total" de su iniciativa y un golpe muy duro de digerir para un Gobierno que además de asumir el desafío de pacificar un país, debe hacer frente a acusaciones de corrupción y reactivar una economía que viene estancada desde los últimos meses.

Mientras tanto, Colombia sigue en espera de una paz que, por el momento, no llega.




COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Policiales


Policiales

Oaxaca: localizan viva a alcaldesa desaparecida, pero hallan muerto a su esposo en una isla

20 de abril de 2024

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca. reportó el hallazgo del cuerpo de Alberto Antonio García en la Isla Cerro Arena, mientras que la alcaldesa Agar Cancino Gómez fue encontrada viva con signos de tortura en la Isla de Soyaltepec.

Política

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 Helix Producciones S.R.L. | Diario Latina | Av. Belgrano 863, 4 Piso A, C.A.B.A